Reencuentros

Se acaba el verano pero tambien es el momento del reencuentro con los viejos amigos… Y Paula ha echado mucho de menos a su gran amigo “el momo”.

Desde que nos mudamos a la casa nueva, todas las noches va con su papa a hacer una visita al gnomo que tienen unos vecinos en la entrada de su casa y le cuenta lo que ha hecho durante el dia, los dueños de la casa, unos abuelos encantadores, estan como locos con ella y sus visitas y le ponen flores nuevas al momo para que Paula se ponga contenta.
Muchos dias, mi niña se sienta frente a su amigo y empieza a charlar sin parar como si solo estuviesen ellos…es increible el cariño y el enfasis que le pone al contarle las cosas, asi que os podeis imaginar que desde que hemos vuelto las charlas son larguisimas…le tiene que poner al dia de todo un mes!!!
La verdad es que hay cosas por las que no importa volver a la rutina.