Pues sí, ahora soy una mamá bloguera!

Soy mami, de eso no hay ninguna duda, y además resulta que siempre me ha gustado escribir, vamos que tuve Diario, de el de verdad, de el de escribir casi a diario, valga la redundancia, desde muy enana y hasta bien entrada la veintena le fui fiel asiduamente,

moderna que ha sido una siempre, incluso hubo una temporada que escribía mis cosas en mi preciosa máquina de escribir Olympus azul que me regalaron por la comunión y luego guardaba las hojas dentro del Diario,

con el tiempo, entraron en mi vida los “diarios digitales”, vamos que escribía documentos en word y los guardaba (todo evolucionado claro: primero discketes, luego cd, pendrives…) y una vez que pasas por un par de ordenadores de mesa, varios portátiles, netbook, tablets y ahora hasta el móvil… pues no tienes ni idea de qué ha sido de todos aquellos escritos.

En cambio eso sí, mis diarios de verdad siguen perfectamente localizados y a buen recaudo, que válgame dios si eso sale a la luz… sólo por ilustraros, a los 8 años escribí que de mayor iba a ser bailarina de baile súper moderno, así con todas las letras oye, tenía yo muy claro el baile que me motivaba, y si no, detective ¿¿¿???

… en fin a lo que íbamos, que después de esos amagos de Diario organizado que al final se perdían más que ninguno empecé a aficionarme a los blogs, varios, porque aquí sí que tengo que reconocer que no he sido nada fiel, creo que he empezado, con relativa asiduidad tres o cuatro de diferentes temáticas hasta que he decidido quedarme aquí, donde aunque pueda parecer un poco batiburrillo, me siento muy cómoda, y encuentro espacio para todas nuestras facetas: mamá perdidamente enamorada de su cachito, sus cosas, nuestros libros, mi profesión….

Y por eso ahora resulta que soy una mamá bloguera, porque me gusta, me gusta mucho haber vuelto a una relativa fidelidad con mi Diario, mi blog y aunque no tenga el encanto del de papel… la aplicación de wordpress del móvil es muy práctica para escribir desde la cama si la inspiración te entra a última hora 😉

nuestras cosas

nuestros diarios

P.D. Tal es mi afición a los Diarios, que por supuesto la nena ya tiene el suyo 
P.D.2 y este post se va a “mis cosas”

operación Pibón!

Vale, asumámoslo, el verano está a la vuelta de la esquina y todos los buenos propósitos con los que empezamos el año después de decir “nunca nunca más polvorón harás de mi cuerpo tu mantón” han vuelto a caer en el olvido, y aquí estamos con los kilitos de más de siempre ( y tal vez alguno nuevo, ejem)

así que no nos queda otro remedio que coger el toro por los cuernos y ponernos manos a la obra de forma drástica, la primera decisión que he tomado ha sido matar y enterrar a la Operación Bikini, que aburridica estaba de verla siempre y ya no me motivaba nada de nada y he inaugurado la Operación Pibón, que me mola mucho más el nombre y me inspira más,

como os conté en el post de ayer “nuevos tiempos para el marketing y la comunicación”, algunas empresas están apostando, dentro de sus campañas de marketing y promoción, por presentar sus productos a blogueros y ahí tuve la suerte de toparme con Linda Mathe de SM estética by Casmara que me invitaron a probar una de sus nuevas y revolucionarias máquinas para facilitarme un poquito mi particular “operación pibón”, (nota del autor: ya voy a eventos para la blogueros, lo que me convierte oficialmente en mamá bloguera, yuhuuu!)

y por supuesto, como es de bien nacidos ser agradecidos, yo os lo cuento todito que diría Flanders,

El centro es el típico en el que una vez que entras ya no te quieres ir, cómodo (por cierto fácil de aparcar y sin zona ni azul ni verde, que quieras que no, se agradece), con un personal muy agradable, en especial María que me explicó muy clarito (con los tecnicismos justos para que salgas de ahí sabiendo lo que el cacharro va a hacer en tu cuerpo) todos los productos que tienen, y me ayudó a decidirme sobre cual probar teniendo en cuenta mis necesidades.

Y finalmente nos decidimos por la Dermólisis 3D (el nombrecito se la trae) que son cuatro placas, en cada sesión hay que poner dos o cuatro placas dependiendo de la zona, y que enchufaditas a una máquina durante 10 minutos hacen que tu cuerpo “crea” que está haciendo ejercicio a lo bestia y por lo tanto se pone a trabajar y gastar calorías, vaaaaale me lo pido!!!

Los pros, es completamente indoloro, pero de verdad, no como la depilación láser, “solo vas a sentir como un cosquilleo” ja! si pillo yo a la que me dijo eso el primer día…, en fin a lo que íbamos, no notas absolutamente nada, de hecho María me dijo que a lo mejor sentía un poquito de calor pero yo ni eso (hombre, también es que una es de Burgos y el concepto del frío y el calor lo tenemos diferente), rápido porque en 10 minutos estás lista y tachán tachán….. efectivo!!!!
Te dicen que en las sesiones puedes perder entre 1 y 4 cm (siempre de la zona en la que has puesto el aparato, del resto no) y yo me fui de ahí con 3 cm menos de tripita, yuhuuuu viva la dermólisis y el santo que la inventó!

Además nos comentó que el cuerpo sigue engañado durante aproximadamente 72 horas más (por eso el tratamiento se hace semanalmente) por lo que para hacer los resultados más efectivos te recomiendan durante ese tiempo beber unos dos litros de agua, hacer ejercicio y seguir una dieta de sólo proteínas, yo esto último reconozco que no lo he hecho, primero porque hay que estar muy concienciado y yo no lo estaba y principalmente porque otras veces lo he intentado y no soy capaz de seguir ese tipo de dietas.

Los contra, para mí solo dos, el primero el de siempre, ningún tratamiento de belleza es barato, que digo yo que estas cosas hasta deberían de entrar en la seguridad social pero vamos ahora que te reparten los paracetamoles a cuentagotas creo que no es el momento de esta reivindicación 😉 y segundo, por qué no han hecho las plaquitas más grandes para que abarque todo el cuerpo serrano de golpe y me vaya yo con 3 cm menos pero de todas partes!!!

Schisssss Schisssss que tienen otro cacharro que debe ser la rebomba, se llama Criosauna y estoy como loca por probarlo, ya os contaré…

SM estética by Casmara

P.D. Y este post se va a “mis cosas” y a inaugurar la sección “probando cosas nuevas”

nuevos tiempos para el marketing y la comunicacion

Como muchos sabeis, profesionalmente siempre me he dedicado al marketing, y aunque ahora ando un pelin digamos “retirada” la cabra tira al monte y como mi profesión siempre me ha entusiasmado intento estar al día sobre qué se está haciendo en el sector.

Dediqué muchas horas a crear estrategias de producto y siempre me ha interesado saber cómo estaba reaccionando el consumidor, si estaba percibiendo lo que pretendíamos transmitir o esa “idea feliz” (mi costillita siempre dice que nos teme a los de marketing con nuestras “ideas felices”) sólo tenia sentido entre nosotros y al consumidor en realidad lo que le interesaba era otra cosa.

Supongo que por todo eso no puedo evitar fijarme en el hiper en cómo compra la gente, su reaccion ante los reclamos de los envases, estanterias… y confieso… incluso cotillear lo que lleva el carrito de al lado.

Y una de las cosas que más me llaman la atención es como las empresas siguen sin escuchar a quien realmente les va a decir lo que les interesa: el consumidor final, y es que por mucho facebook, twitter, instagram, etc. que la empresa tenga, si no dialoga con los consumidores y responde a sus dudas y sugerencias, seguirá sin estar escuchando a su potencial cliente.

Por eso me alegro ( y por supuesto me apunto a todas las que puedo) cuando veo que surgen iniciativas reales por parte de las empresas para contactar con su público: ruedas de prensa abiertas, presentación de productos, entrega de muestras (en cantidad suficiente y no ridícula) del producto para que puedas probarlo y ver si te convence; y una de mis iniciativas preferidas es la presentación de los productos a bloggers por todo lo que implica, por el reconocimiento y el respeto al peso que tienen las redes sociales, los blogs y las nuevas formas de comunicación del boca a boca.

Por eso subo muchos puntos en mi “ranking personal de empresas preferidas” 🙂 a aquellas que tienen una mentalidad abierta, activa y valiente (hay que pensárselo dos veces, que de lenguas viperinas está la blogosfera llena, incluso sin haber probado el producto) y confían una parte de sus esfuerzos de promoción a presentar su producto a un grupo de personas, normalmente “no profesionales” del sector pero que son quienes te van a mostrar lo que quiere y lo que no el consumidor real y no el de las estadísticas.

Lo dicho, corren nuevos tiempos para el marketing y la comunicación, y yo que me alegro 😉

image

¡ehhhh sígueme en Facebook: tuscosasmiscosasnuestrascosas!

la semana de lo quecos

Mañana es el día del libro pero la nena y yo nos hemos apuntado a las iniciativas que lo celebrarán durante toda la semana, así que desde hoy queda inaugurada la semana del queco!

Al ratón le encantan los quecos, así que estoy segura de que va a disfrutar un montón con las actividades que han preparado en su cole: creación de marcapaginas, visitas especiales a su biblioteca y una super fiesta en la que intercambiarán cuentos y el cole les regalará uno nuevo!

Por mi parte pienso pasarme por un par de mediatecas donde están organizando un bookcrossing masivo (con lo que me gusta a mi lo de liberar libros!) Y otro en el que han puesto en marcha una acción cuando menos curiosa: llevarte un libro sólo sabiendo de él a que genero pertenece: comedia, drama, etc… te lo llevas con las tapas forradas de papel por lo que no sabes ni título ni autor! La verdad es que me parece una idea super original!

Y vosotros qué, os apuntais a la semana del quecos?

Quecos

Quecos

un día en el cole

Desde el principio he estado encantada con el cole del ratón, es una escuela completamente abierta a los padres, donde te involucran desde el primer momento en el tiempo que tu niña pasa con ellos.
Además de contarte todos los días lo que hacen a través de cartelitos en la puerta de clase, organizan charlas orientativas y actividades para que los padres que les apetezca puedan participar.

Y el otro día tuve la suerte de poder pasar un día en el cole con la granuja, y digo de verdad la suerte, porque fue una experiencia fantástica, poder compartir un día completo de las rutinas de tu ratón, disfrutar de sus momentos “en su salsa” y comprobar eso que una (yo al menos) no quieres ver, que es mucho más mayor e independiente de lo que crees,

por no hablar de lo orgullosísima que iba ella, diciendo a todo el mundo que esa era SU mamá, el SU muy altito y muy clarito no hubiera confusiones …

lo contenta y orgullosa que estaba mamá no hace falta ni comentarlo, verdad? 😉

mimos y más mimos

Mimos, besos, muchos muchos besos, cosquillas, rascadas de lomito,  achuchones, bichito mío, ratón, cosita, mi cachito ♡♥♡….

No entiendo de “corrientes en la educacion” y poco a poco voy descubriendo lo que funciona y lo que no con ella, pero que no cuenten conmigo los del “a los niños hay que dejarles llorar”.

 

Me equivocare muchas veces pero estoy segura que también mucho haré bien mientras las palabras del principio sigan siendo mi “tendencia” en la relación&educacion con mi niña.

mimos

Ayyy pobre, si es que está muy cansadita, tanta piscina, tanto cole…

Vale vale vale, ya sé, de verdad, lo que es sentir cinco pares de miradas acusadoras y solidarias encima de mí,

vayamos por partes, en mi defensa y antes de que nadie se me eche encima acusándome de madre que agota a su niña con actividades extraescolares, debo decir que la nena es incansable (no he sabido lo que es una siesta en condiciones hasta que tuvo un año y nueve meses) y que por norma general y después de cole + pisci + parque el bicho sigue durmiéndose cerca de las once de la noche,

dicho esto, (excusatio non petita, accusatio manifesta), el dramón me lo tenía que haber visto venir…

la nena ayer se levantó cansada, palabras textuales “estoy muy cansada mami, a mimir en el sofá” esto tampoco es nuevo, creo que el disgusto más grande que podríamos darle es quitar el sofá, el caso es que fuimos al cole y cuando la recogí me dio la manita y dijo “a casa mami, estoy muy cansadita”, pero mami la montó en el coche y nos fuimos a la pisci.

Como íbamos bien de tiempo incluso estuvo jugando un rato en el parque (para eso no estabas cansada eh pájara) y cuando estábamos en el vestuario y mami ya con el traje de faena…

“mami estoy muy cansadita, pisci no”, que sí cariño, vamos con las amigas, “maaaaaami nooo” y sin darme cuenta el tono de súplica y los pucheros empezaron a subir y el tiempo iba pasando,

sus amiguitas fueron entrando a la pisci y ahí seguíamos nosotras, ella completamente vestida y llorando a moco tendido agarrada a su cazadora y yo en bañador (bonita estampa),
entonces empezaron a llegar las mamás y sus bebés del turno anterior, y ahí sí que se desató el drama:

acto 1 – las mamás solidarias conmigo, “pero ve a la pisci bonita, que te lo vas a pasar muy bien”
“nooooo mami noooo por favoorrr” , con ese tono de, de verdad que no puedo, que yo por mí iría pero estoy muy muy agotada mami…

acto 2 – “mami estoy muy muy cansadita, por favor mami” y las miradas solidarias desaparecieron de mi horizonte y empezaron a enfocar hacia otro lado, “ayyy pobrecita, parece que está muy cansada, no?” ¿¿¿uyyy qué ha sido eso? Ah, una mirada asesina que se me ha clavado,

como es de imaginar, lo intenté por todos los medios, dándole mimos, poniéndome seria, pero nada…,
y la verdad es que la palabra cansadita dicha por la dulce voz de la nena y aderezada con una sesión increíble de pucheros y lagrimones es algo a lo que nadie se puede resistir y aún menos su mamá, así que estaba claro que llegaba el acto final…

y mami achuchó a su ratón para que se calmara, volvió a ponerse la ropa y se fue de ese vestuario entre una mezcla de miradas y suspiros que esta vez de nuevo se solidarizaban con ambas, porque todas somos mamis y nuestros cachitos nos dan mucha pena pero sabemos que mañana ese dramón nos lo pueden montar a nosotras y necesitaremos una mirada de apoyo.

P.D.: por cierto el bicho llegó a casa y estuvo un buen rato tumbadita en el sofá descansando, pero como era de esperar recargó pilas y nos fuimos a jugar al parque, eso sí, va a ser que estaba cansadita de verdad porque a las nueve y media ésta era mi cosita…

20130402_221710

P.D.2: y esta entrada va para –cosas de mamás- y -nuestras cosas-