operación Pibón!

Vale, asumámoslo, el verano está a la vuelta de la esquina y todos los buenos propósitos con los que empezamos el año después de decir “nunca nunca más polvorón harás de mi cuerpo tu mantón” han vuelto a caer en el olvido, y aquí estamos con los kilitos de más de siempre ( y tal vez alguno nuevo, ejem)

así que no nos queda otro remedio que coger el toro por los cuernos y ponernos manos a la obra de forma drástica, la primera decisión que he tomado ha sido matar y enterrar a la Operación Bikini, que aburridica estaba de verla siempre y ya no me motivaba nada de nada y he inaugurado la Operación Pibón, que me mola mucho más el nombre y me inspira más,

como os conté en el post de ayer “nuevos tiempos para el marketing y la comunicación”, algunas empresas están apostando, dentro de sus campañas de marketing y promoción, por presentar sus productos a blogueros y ahí tuve la suerte de toparme con Linda Mathe de SM estética by Casmara que me invitaron a probar una de sus nuevas y revolucionarias máquinas para facilitarme un poquito mi particular “operación pibón”, (nota del autor: ya voy a eventos para la blogueros, lo que me convierte oficialmente en mamá bloguera, yuhuuu!)

y por supuesto, como es de bien nacidos ser agradecidos, yo os lo cuento todito que diría Flanders,

El centro es el típico en el que una vez que entras ya no te quieres ir, cómodo (por cierto fácil de aparcar y sin zona ni azul ni verde, que quieras que no, se agradece), con un personal muy agradable, en especial María que me explicó muy clarito (con los tecnicismos justos para que salgas de ahí sabiendo lo que el cacharro va a hacer en tu cuerpo) todos los productos que tienen, y me ayudó a decidirme sobre cual probar teniendo en cuenta mis necesidades.

Y finalmente nos decidimos por la Dermólisis 3D (el nombrecito se la trae) que son cuatro placas, en cada sesión hay que poner dos o cuatro placas dependiendo de la zona, y que enchufaditas a una máquina durante 10 minutos hacen que tu cuerpo “crea” que está haciendo ejercicio a lo bestia y por lo tanto se pone a trabajar y gastar calorías, vaaaaale me lo pido!!!

Los pros, es completamente indoloro, pero de verdad, no como la depilación láser, “solo vas a sentir como un cosquilleo” ja! si pillo yo a la que me dijo eso el primer día…, en fin a lo que íbamos, no notas absolutamente nada, de hecho María me dijo que a lo mejor sentía un poquito de calor pero yo ni eso (hombre, también es que una es de Burgos y el concepto del frío y el calor lo tenemos diferente), rápido porque en 10 minutos estás lista y tachán tachán….. efectivo!!!!
Te dicen que en las sesiones puedes perder entre 1 y 4 cm (siempre de la zona en la que has puesto el aparato, del resto no) y yo me fui de ahí con 3 cm menos de tripita, yuhuuuu viva la dermólisis y el santo que la inventó!

Además nos comentó que el cuerpo sigue engañado durante aproximadamente 72 horas más (por eso el tratamiento se hace semanalmente) por lo que para hacer los resultados más efectivos te recomiendan durante ese tiempo beber unos dos litros de agua, hacer ejercicio y seguir una dieta de sólo proteínas, yo esto último reconozco que no lo he hecho, primero porque hay que estar muy concienciado y yo no lo estaba y principalmente porque otras veces lo he intentado y no soy capaz de seguir ese tipo de dietas.

Los contra, para mí solo dos, el primero el de siempre, ningún tratamiento de belleza es barato, que digo yo que estas cosas hasta deberían de entrar en la seguridad social pero vamos ahora que te reparten los paracetamoles a cuentagotas creo que no es el momento de esta reivindicación 😉 y segundo, por qué no han hecho las plaquitas más grandes para que abarque todo el cuerpo serrano de golpe y me vaya yo con 3 cm menos pero de todas partes!!!

Schisssss Schisssss que tienen otro cacharro que debe ser la rebomba, se llama Criosauna y estoy como loca por probarlo, ya os contaré…

SM estética by Casmara

P.D. Y este post se va a “mis cosas” y a inaugurar la sección “probando cosas nuevas”

Anuncios