los que sobran son los malos

jueves, salimos de las clases de baile de la nena y mientras entra el siguiente grupo casi me doy de morros con una persona a la que hace muchísimos años, afortunadamente, que no me encontraba, y que me hizo mucho pero que mucho daño en el pasado, personal y laboralmente.

camino de casa no paraba de darle vueltas…, a partir de ahora todos los jueves el mal trago de lo vivido volvería, y sólo de pensarlo me estaba poniendo de una mala leche tremenda, no soy una persona rencorosa, de hecho por no serlo ni le deseo el mal que me provocó pero hay cicatrices que con el cambio de tiempo vuelven a doler..
así que sin merecer tanta dedicación, he estado pensando mucho en ello…,  de verdad me compensa pasar por eso todas las semanas después de tanto tiempo?

————————–

lunes, salimos del cole y la nena me va contando (y cantando ♡) como siempre sus mil y una aventuras en el cole,
en un momento dado y con total naturalidad me dice:

“mami ya otro dia nos vamos a ir al cole de Bea (el cole del año pasado) xq Alfredo el malo (debe ser que hay más de uno) siempre me empuja y le digo malo y no me gusta pero otra vez me empuja, me guta mucho el cole de grandes pero yo no quiero que me empuje…así que otro día nos vamos al cole de Bea,  vale mami?”

por momentos mi vena estuvo a punto de saltar del hinchazón y sin darme cuenta, muy calmada, pero muy cabreada en mi interior, le estaba diciendo a mi niña:

“no mi vida no, tú eres muy buena y si Alfredo no aprende a portarse bien que se vaya él a su cole de pequeños… porque los que sobran son los malos mi vida, no los buenos”

y una vez más y sin proponérselo, mi cachito de menos tres años me abre los ojos y me recuerda que la renuncia no es la opción,
así que a partir de ahora, los jueves mi niña y yo seguiremos disfrutando de nuestras clases de baile y en el cambio de turno, tragaré bilis y recordaré que nosotras siempre lo hicimos bien …
y que los que sobran son los malos!

P.D. y este post se va “nuestras cosas”

Anuncios

siempre positivo, nunca negativo

una de las primeras cosas que te enseñan en marketing es la importancia de dar los mensajes en positivo y como regla básica jamás empezar una frase con un “NO”,

desde que lo escuché empecé a ponerlo en práctica y la verdad es que desde que interiorice esa regla para todas las comunicaciones en mi vida siento que las cosas suenan mejor para todos.

y ahora que soy mamá y me estoy especializando (a marchas forzadas) en psicología infantil a base de razonamientos múltiples y una buena dosis de chantaje (ración extra o reducción de chuches, parque, dibus…) estoy comprobando que mi cachito funciona mucho mejor (aunque el significado final de la frase sea el mismo), con mensajes  positivos que si empezamos la frase con el no por delante.

asi que evidentemente me ha encantado toparme con esta creatividad por Facebook,

image

qué pensará aquel del “tú siempre negativo, nunca positivo” 😀

P.D.: y este post se va para “cosas de mamás”

un día en el cole

Desde el principio he estado encantada con el cole del ratón, es una escuela completamente abierta a los padres, donde te involucran desde el primer momento en el tiempo que tu niña pasa con ellos.
Además de contarte todos los días lo que hacen a través de cartelitos en la puerta de clase, organizan charlas orientativas y actividades para que los padres que les apetezca puedan participar.

Y el otro día tuve la suerte de poder pasar un día en el cole con la granuja, y digo de verdad la suerte, porque fue una experiencia fantástica, poder compartir un día completo de las rutinas de tu ratón, disfrutar de sus momentos “en su salsa” y comprobar eso que una (yo al menos) no quieres ver, que es mucho más mayor e independiente de lo que crees,

por no hablar de lo orgullosísima que iba ella, diciendo a todo el mundo que esa era SU mamá, el SU muy altito y muy clarito no hubiera confusiones …

lo contenta y orgullosa que estaba mamá no hace falta ni comentarlo, verdad? 😉